miércoles, 6 de agosto de 2014

Rock Radical Vasco (España)





El Rock Radikal Vasco fue un movimiento surgido en el País Vasco y Navarra a mediados de los años 80 y que terminó a comienzos de la década del 90. Los grupos vascos formaron un aglomerado de bandas diversas, enormemente creativas. En los 70 los cantautores vascos pasaron de cantarle al paisaje y a la vida cotidiana, a utilizar su música como un arma más en contra de la agonizante dictadura de Franco. Cuando la democracia se asentó, la tensión política disminuyó y aparecieron los primeros grupos de Rock. A la Orquesta Mondragón y Brakaman se sumaron UHF, Puskarra, Los Santos y Rufus. Los primeros en usar el euskera  fueron Zarama, Istoiz, Oskorri y Ruper Ordorika. Eran los primeros 80, y las bandas estaban sobre todo influidas musicalmente por el Punk inglés del 77. RIP versionaba a Wire, Abrasive Wheels y Sex Pistols; La Polla Records llegó a versionar a The Boys; Kortaku idolatraba a The Clash, los Cicatriz siguieron un derrotero más Oi!, Me Cago en Dios eran más Rock’n Roll; mientras Escorbuto eran más oscuros. El concierto de los Clash en el 81 en Anoeta fue toda una revelación. Dentro del movimiento hubo un espacio para el Reggae, con grupos como Potato; y sobre todo el Ska, con incontables bandas a las que resultaba fácil reconocer porque siempre aparecía la palabra Ska en su nombre, como Skalope o Korroskada. En el 83 se realizó un histórico festival anti OTAN que sirvió para que José Mari Blanco y Mariano Goñi acuñaron el nombre de Rock Radikal Vasco. La etiqueta prosperó gracias al entusiasta apoyo de fanzines, radios libres y casas tomadas por okupas.
A diferencia de la muy etérea Movida Madrileña, el Rock Radikal Vasco dio visibilidad a jóvenes de barrios marcados por la crisis económica, el desempleo, la heroína y la cárcel. Muchos de esos jóvenes nunca tuvieron un empleo en su vida. Muchos habían emigrado con sus padres siendo niños, a los centros industriales del País Vasco. La consiguiente especulación inmobiliaria pobló las afueras de las ciudades de colmenas. El Punk vasco tenía ya las condiciones necesarias para germinar. Muchas de las primeras letras reflejaban una actitud jaranera e incluso descerebrada. Posteriormente se produjo una especie de institucionalización de ciertos temas radicales como meterse con los modernos, contra la iglesia, la policía, la monarquía y el estado. La coalición política Herri Batasuna acogió sin reparos a los grupos del Rock Radikal más afines a su postura, como una forma de relacionarse con la desencantada juventud vasca, por lo que no dudaron en convertirlos en su bandera mediática. Si bien no todos los grupos aceptaron ese tutelaje, algunos de ellos se revelaron abiertamente, como Eskorbuto, que continuó con su ideología anti-sistema. Con el avance de la década la furia del Rock Radikal se fue apagando, pero los 90 trajeron una nueva oleada de creatividad con el surgimiento de los grupos mestizos nacionalistas como Damba, Lin Ton Taun y DUT. En la actualidad la herencia del Rock Radikal Vasco es retomada por las citadas bandas mestizo-nacionalistas y por combos más metaleros como Etsaiak, Su Ta Gar, Anestesia o Sociedad Alcohólica.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...