viernes, 29 de abril de 2016

Boogie-Woogie (EEUU)



El Boogie-Woogie es un estilo de Blues basado en el piano, generalmente rápido y bailable. Se caracteriza por la ejecución con la mano izquierda de determinadas figuras. A diferencia del Ragtime, el Boogie-Woogie nunca sufrió la influencia del repertorio pianístico europeo. Los músicos que comenzaron a forjarlo en el Sur de EEUU, hacia finales del Siglo XIX y principios del XX, probablemente nunca habían escuchado a un pianista de formación clásica.
No se conoce con precisión su origen, pero se supone que tuvo lugar en la zona del Delta del Mississippi o en Texas, en los bares conocidos como barrelhouses (denominación con la que también se conoció al nuevo estilo), en donde los pianistas que por lo general se limitaban a acompañar a los cantantes, desarrollaron una manera rápida y puramente instrumental del Blues con el objetivo de hacerlo bailable. Las facultades percutivas del piano nunca habían sido tan aprovechadas en la música hasta que estos inventores anónimos lograron imponer su música en medio del bullicio de los antros y crear efectos hipnóticos a través de sus ritmos rápidos, melodías repetitivas en contrapunto con bajos también repetitivos y una armonía que también nunca se separaba de la tonalidad original. La básica funcionalidad del estilo y su sencillez, le provocó el desprecio de los más refinados músicos de Jazz. Entre los primeros que testimoniaron su nacimiento se encuentran WC Handy y Jelly Roll Morton, quienes ya habían escuchado la ejecución al piano de este estilo en la década de 1910 o incluso antes. 

Durante los años que mediaron entre las dos Guerras Mundiales, con la intensificación de las migraciones de gente de color del Sur hacia las ciudades del Norte en busca de menores prejuicios y mejores trabajos, tres ciudades tuvieron el privilegio de acoger la mayor cantidad de pianistas (y de músicos en general), lo suficiente como para que se conformaran en ellas las principales escuelas del Boogie-Woogie. Así Chicago, en primer lugar, y luego Kansas City y Saint Louis, concentraron en sus bares y estudios de grabación buena parte de estos pianistas venidos del Sur. A Chicago llegó procedente de Texas, George W. Thomas, quien con el seudónimo de Clay Custer, grabó en 1923 su tema “The Rocks”, híbrido de Ragtime y Boogie-Woogie. De Alabama provenía Jimmy Blythe, que en 1924 grabó su “Chicago Stomp”, considerado como el primer Boogie-Woogie verdadero. De toda la primera generación el pianista más reconocido fue Pinetop Smith, quien tuvo el mérito de haber compuesto el tema más versionado de la historia del Boogie-Woogie y que le diera nombre al género, “Pinetop’s Boogie-Woogie”. Smith se instaló con  Meade Lux Lewis y Albert Ammons, y al ser el único que tenía piano propio, en la habitación los tres músicos se reunían a cantar. Fueron meses de fructífero intercambio, interrumpidos cuando en marzo de 1929 Smith murió asesinado por una bala perdida en un salón de fiestas. El acontecimiento marcó el fin de una etapa en la historia del Boogie-Woogie, y media década habría de transcurrir antes de que lograra abrirse paso nuevamente en la escena musical.






0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...