lunes, 2 de noviembre de 2015

Kundiman (Filipinas)



El Kundiman es un género de canciones de amor tradicionales filipinas. Las letras del Kundiman se escriben en el dialecto tagalo. La melodía se caracteriza por un ritmo apacible con intervalos dramáticos. El origen de la palabra Kundiman, según una vieja historia, obtuvo su nombre en una noche iluminada por la luna llena, durante el régimen colonialista español.
Un grupo de jóvenes fue a darle una serenata a una muchacha cuya casa se encontraba muy cercana a una iglesia. Comenzaron su repertorio con uno de los Kundimanes más populares de su tiempo. Era una canción muy hermosa, con una melodía simple, pero sus versos eran algo monótonos debido a la repetición constante de las tres palabras “kung hindi man”. Como el canto de los jóvenes despertó al sacerdote, llamó a sus criados para que hicieran parar el “Kundiman”, debido a su incapacidad para pronunciar claramente las tres palabras en tagalo. Esta expresión fue aplicada primero a los versos, y más adelante, se refirió al género musical. El Kundiman como se lo conoce actualmente, tomó forma a finales del Siglo XIX y comienzos del XX. Su estructura musical fue reformada por compositores filipinos como Francisco Santiago y Nicanor Abelardo, quienes refinaron la poesía de sus letras así como también la música. La melodía y el sentimiento del Kundiman tienden no sólo hacia la melancolía sino también a la alegría. Los cantantes expresan el dolor y la belleza del amor que cada oyente comprende, porque el Kundiman no es sólo un entretenimiento sino una encarnación de la emoción colectiva. 


En 1872 el franciscano y poeta Joaquín de Coria escribió “La Nueva Gramática Tagalo Teórica-Práctica”, que además de la gramática, discute sobre la poesía tagalo. En este libro también enumeraba las canciones más importantes de los tagalo; entre ellas Diona y Talingdao (canciones de los hogares y de los trabajos ordinarios); Indolanin y Dolayin (canciones de las calles); Soliranin (canciones de los barcos); Haloranin, Oyayi y Hele-Hele (canciones de cuna); Sambotani (para los festivales y reuniones sociales); Tagumpay (para celebrar las victorias en la guerra); Kumintang (canciones de amor); y Kundiman (canciones de amor utilizadas principalmente en las serenatas). Entre 1896 y 1898 el Kundiman más famoso que encendió los sentimientos patrióticos de los revolucionarios filipinos en la lucha por la independencia del dominio colonial español, era Jocelyn Ng Baliuag. La canción estaba dedicada a Josefa Tiongson y Lara, una joven hermosa de la ciudad de Baliuag. Bajo el pretexto de una canción de amor, la letra expresa el amor hacia la patria y la esperanza de ser libre de los conquistadores españoles. Se lo ha llamado el “Kundiman de la Revolución”, y era el que los rebeldes cantaban en los campos de batalla, ya que les recordaba a los seres queridos dejados atrás y la razón por la que luchaban por su patria. Hoy en día, los compositores filipinos utilizan frecuentemente el Kundiman en sus trabajos más importantes, ya que ha crecido desde sus humildes orígenes como una canción de amor altamente emocional y romántica, hasta ser una obra de arte altamente desarrollada.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...