martes, 28 de octubre de 2014

Corrido (México)



El Corrido es una forma musical y literaria popular del área cultural mexicana. Derivado a lo lardo del Siglo XVIII del Romance, entre otras formas populares traídas de Europa, en su forma más conocida consiste de: * un saludo y presentación del cantor y prólogo de la historia; * desarrollo de la anécdota; * y moraleja y despedida del cantor. Los Corridos son casi de generación espontánea, creaciones ingenuas, populares, de autores anónimos. En casi todos los pueblos de México se cantan Corridos al compás de las guitarras. Hay Corridos con temas amorosos, crónicas de sucesos naturales, y desde luego, relatos de hechos históricos que vienen desde los días de la Independencia, hasta la conclusión de la Revolución Mexicana, pasando por el período de la Reforma cuando aparecieron las figuras de Benito Juárez, el emperador Maximiliano, los invasores franceses y el triunfo de la República. Mediante el Corrido el pueblo recoge, difunde y perpetúa las noticias que le afectan, cantándolas en verso con el acompañamiento de guitarras y otros instrumentos. Hasta el arribo y la consolidación de los medios electrónicos de comunicación masiva a mediados del Siglo XX, el Corrido sirvió como un medio informativo y educativo de primer orden, incluso con fines subversivos, debido a su aparente simplicidad lingüística y musical. Tras popularizarse la radio y la televisión, el género ha evolucionado hacia un nuevo estado, aún en proceso de evolución. 

Los ejemplares vivos más antiguos del Corrido son versiones transculturadas de Romances españoles o leyendas europeas, relativos sobre todo a amores desgraciados o sublimados, así como a temas religiosos. Estos muestran las pautas estilísticas básicas de la mayoría de los Corridos posteriores. Fue hasta la Guerra de la Independencia (1810-1821); y de ahí a lo largo de la Revolución Mexicana (1910-1921) y las revueltas religiosas o caciquiles (1926-1934), que el género prosperó y adquirió los conocidos tonos épicos que tanto se resaltan. La primera grabación que existe de un Corrido es la de “El Corrido de Jesús Leal”, en un cilindro de cera en 1904. Con la consolidación de los medios de comunicación, el Corrido perdió mucho de su papel informativo convirtiéndose en la voz de los nuevos subversivos: trabajadores oprimidos, productores y fabricantes de drogas, activistas de izquierda, campesinos y emigrantes. Esta vertiente es considerada por los académicos como la etapa decadente del género, que tiende a borrar las características estilísticas y estructurales del Corrido revolucionario o tradicional, sin mostrar aún una pauta clara o unificada de evolución. Esto es representado sobre todo por el Narcorrido, canciones dedicadas a figuras relacionadas con el narcotráfico, muchas veces ordenadas y pagadas por ellos mismos a músicos y compositores. Sin embargo, esta decadencia no quiere decir que hayan desaparecido por completo los verdaderos corridistas, quienes siguen cultivando este importante género de música vernácula mexicana.






0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...