miércoles, 29 de octubre de 2014

Chachachá (Cuba)



El Chachachá, como todo género realmente popular, no nació de la nada. Se originó como un proceso de evolución y de experimentación del compositor y violinista habanero Enrique Jorrín con el Danzón. Durante su juventud, lo único que Jorrín componía era música de Danzón, que al principio respetaban todos los cánones musicales propios del género, pero poco a poco fue introduciendo pequeños cambios que lo acercaba cada vez más al Chachachá. Esos fragmentos modificados gustaron tanto al público que Jorrín decidió independizarlos del Danzón, hasta llegar a lo que él llamó “Chachachá”. Siendo director de la Orquesta América, en 1948 Jorrín dio a conocer “La Engañadora”, una canción con un nuevo tipo de melodía resultante de sus experimentos. La variación consistía en un trío de cantantes que entonaban al unísono el tema de la composición, lo que le dio su característico tono al nuevo género, mientras que el Danzón era exclusivamente instrumental. Este estilo gustó mucho a los que lo bailaban ya que les permitía improvisar más e inventar nuevas figuras. Jorrín compuso otras melodías del mismo estilo y el nombre con que originalmente llamó a sus experimentos fue Neo-Danzón. Este no era un nombre muy atractivo, pero refleja lo que el compositor pensaba de su creación. El nombre que hoy se conoce nació con la ayuda de los bailarines al inventarse la danza que se acoplaba con el ritmo, descubrieron que los pies marcaban un sonido peculiar al rozar el suelo, precisamente los característicos tres pasos rápidos, y se empezó a llamar Chachachá.

Otra teoría acerca del origen del nombre del Chachachá sostiene que se debe al especial sonido del güiro en el compás, y por onomatopeya, llamaron así al ritmo. El nuevo género se expandió rápidamente por el continente americano, sobre todo en México, donde llegó Jorrín para crear su propia orquesta, hecho que contribuyó a que la Orquesta América abandonara Cuba dejando paso a nuevas formaciones que continuaron con el Chachachá. Su rápida difusión se debió a que es un baile festivo e intermedio, ni muy rápido ni muy lento, por lo que cualquier persona con pocas nociones de danza era capaz de bailarlo y disfrutar con él. El Chachachá comenzó a crear sus propios procedimientos gracias al trabajo de compositores como Ramón Márquez, Richard Egües y Jorge Zamora. La instrumentación del Chachachá originalmente fue tomada del Danzón, que en Cuba se toca con una agrupación llamada Charanga Francesa, herencia musical de los inmigrantes llegados de Haití. Esta consistía en percusión, piano, bajo, flauta y una sección de cuerdas. Los grupos de Chachachá más importantes fueron la Orquesta América, la Orquesta Aragón, Los Cariñosos y la Orquesta de Enrique Jorrín. El Chachachá de Ballroom tiene su origen en los estudios del profesor de danza Monsieur Pierre (Pierre Zurcher-Margolle), que salió de Londres para visitar Cuba en 1952. Fue ahí cuando se fijó el nuevo ritmo y cómo los bailarines comenzaban en el segundo tiempo y no en el primero. Entonces se llevó la idea a Inglaterra, creando más tarde el conocido Chachachá de Ballroom.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...