sábado, 9 de agosto de 2014

Batucada (Brasil)



La percusión brasileña proviene de una amplia variedad de religiones afro-brasileñas, las cuales realizaban y realizan ritos con motivo de rendir culto a sus divinidades. Estas religiones tienen sus orígenes en el grupo étnico Yoruba, cuya cultura posee su propio lenguaje, música y mitología. La cultura Yoruba se desarrolló en el Oeste de África, sin influencia occidental hasta el Siglo XIX, cuando a causa de luchas internas entre ciudades-estado y ataques europeos, fueron esclavizados por estos. La mayoría de los esclavos negros fueron llevados a América, principalmente al Caribe y Brasil. Las distancias y barreras geográficas entre ellos produjeron el nacimiento de diversas religiones y culturas, derivadas de la cultura Yoruba. A pesar de cambiar muchas tradiciones y costumbres, se mantuvo siempre la idea de que mediante la música, principalmente la percusión, se adoraba a los dioses. La Batucada es esencialmente un grupo de percusionistas, que interpretas diferentes estilos musicales africanos, así como brasileños como la Samba. La palabra Batucada se puede atribuir a una religión nacida en Brasil, derivada de los Yorubas: el Batuque. A diferencia de la música ritual, la Batucada no está netamente ligada a una tradición o cultura religiosa, sino más bien a una forma de expresión musical típica del país, utilizada en algunas ocasiones con motivos míticos o divinos, como sucede generalmente en la Samba Enredo. La libertad de esta forma de agrupación permitió la incorporación de nuevos instrumentos así como la creación de muchos estilos originales y variaciones de los mismos.

A diferencia del Carnaval Carioca, en el cual la Batucada es un complemento de la música a la que acompaña con su ritmo, en Argentina ambas son independientes. Por ello, en las comparsas locales, la Batucada no va junto a la orquesta, sino al final de la comparsa. Acompañan como cortejo a la pasista para su mejor lucimiento. Enfervorizan al público y son el broche final del paso de la comparsa, variando su ritmo buscando que no sea monótono, mediante cambios que se denominan cortes o paradas. Los cortes y los contragolpes son previamente anunciados por el director con una señal de la mano o con el sonido de un pito, y a la señal siguiente, los distintos grupos inician o detienen su percusión. Los principales instrumentos utilizados son: *el Agogó, que es una campana simple o múltiple, con origen en la música Yoruba tradicional; *el Apito, es un silbato que se utiliza tanto para reproducir patrones rítmicos, así como para anunciar un corte; *la Caixa, es un redoblante con una sordina metálica que vibra al ser golpeado el parche superior; *el Repinique o Repique, es un pequeño tambor de sonido estridente, responsable de todos los cortes y entradas. Se toca con una sola baqueta de madera y la mano; *el Surdo: surdo significa sordo en portugués. Es el tambor de mayor tamaño de la batería y tiene un sonido muy profundo y grave, *el Sicuallo, formado por múltiples discos metálicos que suenan al chocar entre sí al ser agitados; *Recu Recu, especie de barra de madera hueca con ranuras que suena al ser recorrida; *Cuica, especie de varilla adosada a un parche que suena al pasarle la mano con presión; *Casetas, especie de panderetas pequeñas que se tocan con baquetas.








0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...