sábado, 15 de noviembre de 2008

Manele












El Manele es un estilo de música balcánico derivado principalmente de las canciones de amor turcas, consideradas por muchos como una forma de subcultura. El fenómeno está muy extendido en Rumania, especialmente en las áreas rurales y las vecindades urbanas menos favorecidas económicamente, pero también se encuentra en Bulgaria, Serbia, Albania y algunas zonas de Turquía. El género se relaciona de cerca con el Chalga búlgaro, el Turbofolk serbio, el Laïkó griego y sonidos gitanos. Las primeras referencias al término aparecen en textos rumanos fechados a principios del Siglo XIX, durante el período de la soberanía feudal turca en los principados rumanos. El Manele moderno se originó a finales de los 80 y principios de los 90 cuando se empezaron a hacer traducciones e imitaciones de canciones turcas y árabes. Se considera que el primer lugar en que se oyó el Manele fue en las calles de Ferentari, una vecindad pobre de Bucarest, y luego fue extendiéndose por todo el país, en especial Oltenia y Banat, bajo influencias musicales serbias. En muchas ocasiones los músicos fueron acusados de plagio, pues adaptaban ilegalmente canciones populares de Grecia, Bulgaria y Turquía. Las acusaciones aumentaron tras la publicación del tema “Ah kardoulamou”, de la cantante griega Despina Vandi. También se demostró que la canción “Suparat” era plagio de la canción croata Umoran, de Jasmine Stravos. Aunque esa versión no se trataba técnicamente de Manele, fomentó la controversia que rodea a éste género musical. Gran parte de las grabaciones se realizan en estudios de grabación privados, propiedad del propio cantante o de un grupo de cantantes. Esto se debe a que las discográficas más importantes rechazan la difusión del género. El mensaje que transmite el Manele es bastante sexista, además de tocar otros temas como la mafia (considerada positivamente), los enemigos y la violencia hacia ellos, el dinero, el alcohol y las dificultades de la vida. Muchas veces en las canciones el cantante se jacta de su capacidad sexual, su intelecto, la facilidad para atraer al sexo opuesto o la cantidad de dinero que tiene, a veces todo en una misma canción. También se componen canciones para bodas y otros acontecimientos especiales. Algunos cantantes utilizan intencionalmente rimas pobres y repetitivas. Los intérpretes adoptan por lo general un nombre artístico como Calu Minune (Caballo Maravilla), Vali Vijelie (Vali Tormenta), Sorinel Pustiu (Sorinel el Niño) o Printesa de Aur (Princesa de Oro). Los cantantes masculinos han creado una imagen distintiva en la escena musical rumana, pues hacen gala de un estilo de vestir peculiar: camisetas muy apretadas, pantalones estrechos, zapatillas deportivas blancas o zapatos imitación de marcas reconocidas, el pelo engominado y anillos y accesorios de oro muy estrafalarios. Las chicas suelen estar muy maquilladas intentado parecer sexies. Es común que conduzcan coches de lujo, especialmente Mercedes Benz y BMW. Mientras que las emisoras de radio más comerciales no difunden Manele, existen varias radios piratas dedicadas exclusivamente al género. En algunos canales televisivos más vistos de Rumania, aparecen regularmente los panelistas más conocidos. El clímax tuvo lugar en la Noche Nueva del 2005 cuando en casi todas las estaciones de televisión rumana, a excepción del canal estatal, ofrecieron programas conducidos por cantantes de Manele. Impulsados por el afán de contribuir a mantener el folklore tradicional y llegar a los más jóvenes, los compositores de Manele están revolucionando el género con la creación del Rap Manele. El nuevo estilo está consiguiendo grandes resultados en las listas de ventas del país. En la actualidad, debido a la masiva inmigración de mano de obra, el Manele está dándose a conocer en varios países de Europa.

Nicolae Guta - Cu cine m-am insurat

video

Adriana Antoni - Bine fac, bine primesc

video

Mihaela Minune - Scufita Rosie

video

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...