jueves, 28 de abril de 2016

Kulning (Suecia)



El Kulning es un antiguo estilo de canto de llamada aún utilizado en la música folklórica de Suecia. Al Kulning también se lo conoce como Kaking o Kaukning en algunas partes de Noruega, en la provincia de Dalarna (Suecia), y en las provincias noruegas fronterizas con Suecia, Jämtland y Härjedalen. En algunos lugares también se lo conoce como Kulokker, Kyrlokker o Lockrop. Tradicionalmente se usaba en espacios al aire libre, para llamar animales o para comunicarse con otras personas a grandes distancias.
Se lo ha utilizado por lo menos desde la Edad Media. En general, eran las mujeres las que utilizaban el Kulning para llamar al ganado (vacas, cabras, etc.), para que bajen de los pastos altos de las montañas en donde pastaban durante el día. Es posible que el sonido también haya servido para asustar a los depredadores (lobos, osos, etc.), aunque este no era el propósito inicial de las llamadas. Aunque las mujeres eran las encargadas de arriar los animales a las tierras altas, y luego de su posterior llamado para que desciendan, existen grabaciones tempranas de hombres cantando Kulning. Hay especulaciones que esta fue una de las primeras forma de domesticación de animales en las regiones escandinavas y de los Urales desde épocas prehistóricas. Hoy en día, el Kulning se utiliza de manera diferente a la de su origen: en conciertos, como una técnica vocal usada en nuevas composiciones, o  como herramienta pedagógica.

El Kulning utiliza una técnica vocal aguda para poder ser oído o comunicarse a largas distancias. El sonido es intenso, concentrado y penetrante. Debe cantarse a todo volumen en un registro agudo, sin vibrato y utilizando básicamente las vocales “e”, “i”, iniciando la frase con la consonante “d” o con el sonido de la “h” en lenguas sajonas. La técnica de canto requiere de una fuerte presión del aire sobre las cuerdas vocales. Tiene un tono fascinante y frecuentemente provoca una sensación de tristeza, en gran parte porque muchos de los cantos incluyen los típicos semitonos y cuartos de tono (también conocidos como “blue notes”), encontrados en la música de la región. Las canciones pueden pertenecer a un individuo, pero muchas veces es el grupo familiar quien se encarga de cantarlas para que las vacas propiedad de la familia, sepan que las están llamando. Varias llamadas contienen nombres, a veces el del líder de la manada o el de algún animal individual, ya que las manadas no son muy grandes. Cuando una llamada se hace en un valle, suena y se repite contra las montañas. Los animales, que están acostumbrados, responden a la llamada y el sonido de sus cencerros indica que están bajando hacia su granja. En comparación con otras tradiciones musicales de la región, por ejemplo el Yoik, no hay pruebas que el Kulning se haya utilizado en rituales religiosos o con otros fines. Esta tradición sigue vigente en la actualidad. El compositor noruego Edvard Grieg basó algunas de sus composiciones en Kulokkers que había oído. También algunos grupos populares escandinavos, por ejemplo Gjallarhorn y Frifot, frecuentemente utilizan el Kulning en sus canciones.







0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...