martes, 5 de agosto de 2014

Himene (Tahití)




Los Himene son cánticos de delicadas composiciones polifónicas que fusionan las raíces religiosas británicas con el misticismo tahitiano. Las Tamure son las sensuales e hipnóticas danzas que acompañan a la música. En sus inicios, Tahití no tenía lenguaje escrito, la historia del pueblo era solamente oral, memorizada y repetida de isla a isla. Las historias acerca de la creación del mundo, los dioses, sus antepasados y su cultura en general, se transmitían a través de sus cantos y su música. Fue así como a lo largo del tiempo, las leyendas comenzaron a ser contadas no sólo por medio del canto, sino también a través de la danza, acompañada de la música de sus tradicionales tambores. Fue así como la danza tahitiana surgió. En 1797 los misioneros británicos llegaron a Tahití y rápidamente fijaron una posición de poder desplazando a los jefes locales de las islas. Esto les permitió abolir hábitos como el infanticidio, el canibalismo y las guerras tribales, así como también introducir la idea del pecado, que era desconocida en Tahití. La alegría del baile, tan querida por los polinesios, fue censurada y prohibida. En 1819 se decretó que era un mal hábito e inmoral, aunque se lo siguió practicando en secreto. En 1842 los franceses, de opiniones más amplias, proclamaron el Protectorado. Desde 1849 el baile fue permitido en días festivos, pero sin los gestos considerados indecentes. Sin embargo, tantos años de supresión habían dejado una marca, y aunque la esencia y los pasos permanecieron, el antiguo baile tradicional ya no existía. Al principio del Siglo XX volvieron a usarse los trajes tradicionales, como la típica falda de hierba. El torso desnudo se hizo aceptable sólo para los hombres. En 1956 Madeleine Moua organizó un grupo de baile llamado Heiva, del cual Terii y Takau, las hijas de la última reina de Tahití se hicieron cargo. El Toere es el elemento esencial de una orquesta. Es un tambor sin membrana tallado en una pieza de madera cilíndrica, hueca y con una hendidura a un lado. El origen de la madera y el tamaño del Toere establecen su sonoridad. Su fabricación es artesanal y se toca con una o dos baquetas de madera. Otros tipos de tambores son el Faetete, tambor de una sola membrana; y el Pahu, o tambor de membrana doble. Los Himene son una mezcla de canciones polifónicas polinesias anteriores a la llegada de los europeos e himnos religiosos protestantes. Sus formas actuales son el Himene Tarava, Himene Ruau y el Ute. El Himene Tarava y el Himene Ruau contribuyen a perpetuar las leyendas polinesias. La apertura del Aeropuerto Internacional Faa'a en 1961 dio origen a la industria turística de Tahití, lo que hizo que la música y la danza tradicional se hicieran parte de la vida cotidiana. Durante el mes de julio se lleva a cabo el Festival Heiva I Tahití en el que se desarrollan las milenarias tradiciones polinesias. Al son de los tambores y el ukelele, se celebran espectaculares competencias de danzas y cánticos, así como destrezas deportivas. Hoy en día el Festival se lleva a cabo en el Anfiteatro To’ata Square en la capital Papeete. 












0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...